Nuevo marco jurídico en Israel tras las actividades de defensa

En julio de 2017, la Knesset de Israel aprobó el Consejo para la Ley de la Primera Infancia, una nueva entidad cuyo objetivo será asumir la responsabilidad de los servicios gubernamentales para los niños pequeños, desde la gestación hasta la escuela primaria. Este hito llegó tras un largo proceso de negociación entre legisladores clave y la Coalición por la Educación de la Primera Infancia.

La coalición une diversos sectores de la sociedad israelí

Advocacy leads to new legal framework in Israel - Bernard van Leer FoundationLa coalición se creó mediante una colaboración con ANU – Making Change, con el apoyo de la Fundación, para promover una política nacional que amplíe el acceso a servicios de cuidado de la primera infancia asequibles y de calidad para el medio millón de menores de tres años que hay en Israel. Esta coalición de defensa de los niños pequeños, la primera de este tipo del país, ha reunido en una sola plataforma a varios miembros de la sociedad israelí (laicos y religiosos, árabes y jaredíes).

En la actualidad, entre las personas influyentes y en los círculos políticos, se considera esta coalición como la principal organización en materia de primera infancia. Se ha reunido con decenas de miembros de la Knesset, ha participado en más de 20 asambleas parlamentarias y ha asistido a varios comités gubernamentales. Asimismo, ha logrado dar más protagonismo a la primera infancia en el debate público, con más de 60 publicaciones en los medios de comunicación de mayor difusión, y ha movilizado a miles de padres y madres para que firmen peticiones, se manifiesten y se pongan en contacto con sus representantes.

Una serie de avances políticos

El nuevo Consejo, que está presidido por el ministro de Educación y cuenta con la presencia de los ministros de Bienestar, de Sanidad y de Finanzas, adoptará una visión holística para abordar las cuestiones relativas a los niños pequeños de Israel y definirá de forma exhaustiva las prioridades a la hora de invertir.

Entre otros logros, la actividad de la coalición contribuyó a que el ministro de Bienestar decidiera subir el salario a los cocineros y trabajadores del campo de la primera infancia, y a que se aprobara la construcción de 216 nuevos centros de cuidado infantil a lo largo de los próximos dos años. Ahora la coalición está trabajando con el Consejo para definir nuevos marcos que regulen los servicios destinados a los menores de tres años.